11 predicciones de Social Media para el 2015

11 predicciones de Social Media para el 2015

0 Comments
Predicciones

2015 no será la excepción y 11 Directivos Ejecutivos de Social Media dan sus predicciones sobre la materia como lo recopila PeopleBrowsr en la siguiente infografía.

Una de las predicciones que más congruencia tiene con respecto a lo visto en este 2014 es la de Michael Q. Todd, de Abundance Marketing, que menciona “La futura prueba de los negocios en 2015 será que las empresas tendrán que convertir a sus clientes y personal más a lo social e incentivarlos por hacerlo”, lo que tiene perfecta concordancia con lo mencionado por Russ Turner, CEO de Make a Difference Consulting, el cual señala “Veo un aumento en los CEO’s de tomar al toro por los cuernos en los medios de comunicación social, liderando desde el frente para ser la cara de sus organizaciones ¿Por qué? más de lo que compañías o logotipos hagan finalmente está estableciendo que ‘La gente sigue a gente'”.

Proteger a mi empresa ante crisis en medios o redes sociales

0 Comments
Crisis

La prevención es el área de oportunidad más importante de las empresas. Diferentes encuestas realizadas a directivos y dueños de compañías han concluido que el 20% de ellos no ven necesario tener un área de comunicación que se encargue de desarrollar programas de prevención de crisis mediáticas, porcentaje que aumenta de manera drástica si los directivos no han vivido una situación de este tipo.

Tristemente, no todos los líderes de las empresas han logrado visualizar cómo la percepción o imagen de su firma puede ser un punto focal en la resolución de problemas. Este hecho refleja no sólo una falta de visión, además refuerza el falso mito de que la comunicación no es la vía que nos ayudará a sensibilizar a nuestro público objetivo.

Pero, ¿cómo se hace un Plan de Prevención?

De entrada, un Plan de Prevención no lo debe hacer el área de Marketing, de Finanzas, o Recursos Humanos. Para ello están los expertos en Comunicación y sus apoyos externos, las agencias de Relaciones Públicas.

¿Exactamente qué hacen?

Construyen un capital de comunicación de la empresa, es decir, un Plan de Comunicación que se alimenta día a día, con acercamientos estratégicos en prensa; alineación de mensajes; análisis hemerográficos; mapas de públicos en redes sociales; auditorías de percepción en prensa o con prensa; capacitaciones intensivas a voceros, entre otras herramientas útiles para conocer los comportamientos, posturas o reacciones de los públicos que son de interés previo a la crisis; pero sobre todo, indispensables para minimizar su impacto.

Aunque muchos directores todavía no son conscientes de dicha necesidad, disponer de una respuesta planificada y organizada con antelación,
sin duda sería la diferencia en el tratamiento de una crisis y con ello el perderlo todo, o saber aprovechar el momento para crecer.

Bajo esta perspectiva la primera recomendación para un dueño, empresario o directivo de una empresa es: construya y fortalezca un área de comunicación y desarrolle programas de prevención.

Nadie está a salvo de una crisis mediática, mucho menos ahora, con las ventajas abiertas de las redes sociales, y el poder del pro-consumidor, recuerde que más vale prevenir que lamentar.

Los Premios Oscar… en los tiempos de las redes sociales

0 Comments
Academy Awards

Si bien la aparición de las redes sociales en los premios de la Academia inició en el 2011, en esta ocasión la apuesta por incorporarlas fue notablemente mayor, y por primera vez se transmitió también vía streaming, con el fin de captar más rating, aunque aún hubo algunas restricciones.

La respuesta fue positiva, tan sólo hay que ver las cifras en las redes sociales: en Twitter se postearon alrededor de 15 millones de mensajes durante la transmisión, mientras que en Facebook 11 millones de personas realizaron 25 millones de interacciones sobre el evento.

Reflexionemos lo siguiente. Hace algunos ayeres nadie se hubiera podido imaginar que la conductora de una gala de este nivel apareciera en el escenario con su teléfono celular.

Claro, en este momento ¿quién podría verlo extraño? Si cada vez son más los que sufren de “nomofobia”, esa ansiedad o miedo irracional al no traer el celular.

Lo que la presentadora Ellen DeGeneres logró fue muy significativo. Independientemente de la estrategia para promocionar la marca del celular, a través del smartphone estaba tuiteando en vivo, posteando fotos en directo, y explotando el término de moda: el “selfie”.

¿Qué logró? Una ávida interacción de la audiencia, que se colapsara Twitter por unos momentos, y se rompiera el récord de la imagen más compartida en esa red.

Hasta ese día, la foto de Barack Obama abrazando a su esposa cuando asumió su segundo mandato como presidente de Estados Unidos era la imagen más compartida, con casi 800 mil retuits.

El buen uso de las redes sociales permite hasta lo imaginable. Sin un peso invertido, sin mayor esfuerzo de DeGeneres más que el invitar a un puñado de afamados actores a tomarse con ella una “selfie”, la foto dio, y sigue dando, la vuelta al mundo.

La presentadora escribió en Twitter “Si el brazo de Bradley fuera más largo. La mejor foto #oscars”. Y así fue, una imagen que no fue tomada por un fotógrafo profesional, ni por un periodista gráfico, ni con la mejor resolución, ya ha sido compartida alrededor de 3 millones de veces.

 

 

Twitter Academy Awards

La segunda pantalla llegó para quedarse

La manera en la que se veía este tipo de shows televisivos está cambiando con el uso de la “second screen”. Ésta es la acción de una persona que, mientras ve la televisión, pone su atención de manera simultánea en otros dispositivos electrónicos, como el smartphone, computadora o Tablet, e inicia una interacción con lo que observa.

Durante la entrega de la estatuilla para reconocer a lo mejor del cine, ¿cuántos no hicieron eso? ¿Cuántos no se remitieron al timeline del Twitter de la presentadora para saber si de verdad estaba compartiendo las fotos que tomaba en el escenario? Fueron miles los que miraban el programa y comentaban, retuiteaban o daban “like” al respecto.

Eso, es la segunda pantalla. Y está encaminada a lograr que la relación entre espectador y la televisión sea más interactiva, hiperconectada y social.

A últimas fechas se ha reconocido más claramente el potencial que tiene para incrementar el “engagement” del consumidor con la experiencia de ver televisión.

De acuerdo con el estudio “TV of the future” realizado por GfK, 56 por ciento de los mexicanos considera que comentar vía online programas, durante su transmisión, enriquece su experiencia.

El mismo estudio señala que un 24 por ciento de los televidentes mexicanos tuitea sobre programas y/o películas de TV, 36 por ciento busca hashtags relacionados con lo que observando como televidente, y un 29 por ciento da seguimiento a las conversaciones que tienen otras personas en Twitter sobre el tema.

De este modo a la 86ª entrega del Oscar “le funcionó” buscar recursos para penetrar en las redes sociales.

Las cifras preliminares de Nielsen, indican que se rompió récord en cuestión de rating, reportando el mejor en la última década, al tener un promedio de 12.9 puntos, en adultos de 18 a 49 años, y alcanzando una audiencia de 43 millones de televidentes.

Así los números, así los Premios Oscar en la era de las redes sociales.

3 datos sobre la influencia actual de los medios tradicionales

0 Comments
Comunicación Integral

En medio de la discusión de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y la publicación de las leyes secundarias, cabe preguntarse hacia dónde van los medios y cómo se ha modificado su influencia y credibilidad.

Más allá de la competencia que generará la nueva legislación, los números reflejan que la influencia de los medios tradicionales va en picada, mientras que la penetración del internet y las redes sociales ha crecido.

1. Menos TV

De acuerdo con Nielsen Ibope, el porcentaje de mexicanos que ven televisión abierta cayó de 84% a 72% entre 2008 y 2013.

En el mismo sentido, las amas de casa de entre 25 y 45 años con mayor poder adquisitivo ocupan 68% de su tiempo en consumir TV abierta, casi 10 puntos porcentuales menos que hace 5 años, cuando le dedicaban un 77%.

El cambio en los hábitos de estos potenciales consumidores de las marcas que se anuncian en televisión abierta se debe a que actualmente hay mayores opciones de información y entretenimiento al alcance de un click.

2. Mexicanos con internet

Las personas en México tienen cada vez mayor acceso a internet. Al cierre del 2013, la penetración de internet alcanzó 59.2 millones de personas, es decir, casi la mitad de la población del país, según datos de Millward Brown.

El crecimiento es exponencial, en comparación con 2006, cuando la cifra rondaba los 20 millones de usuarios de acuerdo con la Cofetel, lo cual ha abierto nuevos foros de visibilidad para las empresas en medios digitales o comunidades online.

3. Adictos a las redes

El fenómeno de las redes sociales ha revolucionado la dinámica entre las personas. Las redes sociales como Facebook y Twitter se han convertido en una herramienta tan esencial como en su momento lo hizo el teléfono celular.

Un estudio realizado por la empresa de investigación de mercados Comscore reveló que las personas dedican alrededor de 6.7 billones de horas al mes en las redes sociales a nivel mundial. El dato es abrumador.

En México no nos quedamos atrás. La Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) estima que los mexicanos utilizan internet durante más de 5 horas al día y el 82% de este tiempo lo dedican a las redes sociales.


Este universo resulta muy atractivo para las empresas interesadas en posicionar sus marcas en la mente de los consumidores, pues 9 de cada 10 internautas acceden a una o más redes sociales.

El escenario implica un cambio en la manera en que los anunciantes ven a los medios. En los próximos 5 años veremos cómo se distribuirán las inversiones en publicidad y mercadotecnia, dando un mayor peso a los medios digitales y las redes sociales.

Sin embargo, el manejo del contenido que se publica en internet es delicado y debe haber una estrategia adecuada que respalde la imagen de la marca y cómo interactuar con los usuarios.

Quienes se enfrentan a la ventana digital no tienen control de la información que se comparte, pero tienen una oportunidad de oro para capitalizar estos espacios y fortalecer la credibilidad de sus marcas.