¿Es importante la imagen pública?

¿Es importante la imagen pública?

0 Comments
Imagen Pública

Todas aquellas percepciones y juicios de valor, buenos o malos, que se generan alrededor de una persona u organización, forman parte de su imagen.

En este orden, podemos definir a la imagen pública como aquella que se forma por la “percepción individual compartida” en cierto grupo o sector.

Pero se ha preguntado: ¿Qué quiere que se perciba de usted? ¿Cómo pretende que lo vean? ¿Proyecta lo que realmente busca que miren?

Por naturaleza humana, al captar la imagen de alguien o algo, lo primero que registramos es la apariencia externa. Inmediatamente nuestro cerebro capta las expresiones verbales y no verbales que traerán consigo aceptación o rechazo de nuestro público objetivo.

A través del comportamiento, es decir, todas y cada una de las acciones de la persona u organización, se genera la reputación. Así, todos los días construimos o modificamos nuestra imagen, y cada acción que realicemos influirá negativa o positivamente en nuestra audiencia, clientes o personas.

Si bien una reputación favorable nos evitará dolores de cabeza, tener una imagen pública positiva dará un valor agregado a la persona o institución a la que se dirija y esto, a su vez, coadyuvará a posicionarse ante otras personas o empresas.

 

Coherencia

Construir una imagen favorable no es sencillo, es una tarea que lleva tiempo y requiere de coherencia.

Debemos estar conscientes que no sólo comunicamos con palabras, así que nuestras acciones deben ir de la mano con lo que decimos para mantener nuestra credibilidad. Una pequeña acción o declaración, por insignificante que parezca, puede comprometernos.

La vida acelerada que tenemos nos obliga a mantenernos al minuto de lo que sucede en nuestro entorno. El consumo de contenidos informativos está evolucionando, e Internet ha cobrado una importante relevancia en la vida de las personas, convirtiéndose en una herramienta que permite la inmediatez de las noticias.

Actualmente, con los canales digitales (Facebook y Twitter como ejemplo) es muy fácil que se conozca “lo que se dice” sobre algún personaje o institución de forma instantánea, por lo tanto, una reputación que tomó años construir, con una errónea declaración o un mensaje mal escrito, ésta puede desplomarse en segundos.

Una imagen negativa se puede cambiar, pero requiere de mayor tiempo, dinero y esfuerzo. Construir una percepción positiva ante nuestros públicos objetivo, requiere de muchos elementos que, perfectamente coordinados, pueden apoyar a la estrategia financiera de las empresas o personas, sin dejar a un lado las estrategias que nos ayudarán a prevenir una crisis o en su caso saber cómo afrontar un evento adverso.

 

Los retos de las Relaciones Públicas 2.0

0 Comments

Esta tendencia nos lleva a preguntarnos: ¿Cómo se transformarán las Relaciones Públicas, en este mundo que gira alrededor de una sociedad cada día más ligada a la corriente 2.0?

Sin duda, el cuestionamiento nos obliga a abordar un viaje sin retorno que estará acompañado de nuevas tecnologías, mismas que facilitarán el desarrollo de esta labor que se encarga de crear vínculos que comuniquen de manera eficiente los mensajes para distintos públicos.

Pero más allá de utilizar gadgets y aparatos inteligentes, se trata de identificar la manera en la que las nuevas tribus urbanas (geeks, wikis, etc.) buscan información, y así poder encontrar la manera de vincular nuestro mensaje o producto con ellos.

La Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), revela que nueve de cada 10 internautas acceden a alguna Red Social y que la mayor parte de ellos (64%), utiliza la web para buscar información. Así, este segmento de la población se convierte en nuestro principal objetivo en un mar lleno de datos, donde el mensaje presentado será el incentivo para captar su atención.

Aquí es donde aparece uno de los puntos clave que tienen las Relaciones Públicas 2.0; y se trata de generar mensajes originales enfocados a cada una de las plataformas existentes en el mundo digital.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, pues en el camino hay retos que nos llevan a trabajar con inmediatez ante un público siempre presente en la web, que funge como juez de nuestro mensaje y que puede ser aplaudido o destrozado, lo que podría originar una crisis interna que el RP 2.0 deberá resolver lo antes posible.

Pero también es vital ser conscientes que en Internet existe un lado obscuro en el que se construyen o difunden mensajes sin sustento que pueden representar una verdadera amenaza contra la reputación de las empresas e instituciones.

En ese lado obscuro se pueden encontrar redes que podrían mostrarse como un foco rojo, mismas que pueden ser aprovechadas como canales de consulta para ayudar a identificar los diversos enfoques de los usuarios y lo que requieren.

Sin duda, existen muchos espacios por atender pero ninguno al que un RP 2.0 no pueda llegar mediante un trabajo eficaz, y será su propia evolución la que indique la pauta para el desarrollo y el nuevo formato de las Relaciones Públicas.

Nuestra razón de ser

0 Comments
Imagen Pública

Contacto en Medios nació, creció, se alimentó de una idea fundamental: somos un grupo de consultores especializados cuya raíz ha sido el periodismo y cuya misión es convertirse en un puente entre las empresas, organizaciones, personajes, etc. y los periodistas.

Como empresa que somos, cuyos fundadores no sólo han sido empresarios, sino parte de familias de empresarios, entendemos las necesidades de las empresas. Sabemos lo importante que es el negocio, la reputación de los propietarios y de quienes prestan sus servicios en estas organizaciones. Sabemos que el más grande activo es esa reputación y el cuidarla es el primero de nuestros objetivos.

Como periodistas, pues cada uno de los miembros fundadores y muchos de nuestros colaboradores han sido profesionales del periodismo,  entendemos y respetamos la labor periodística. Sabemos que el periodista es un buscador de la verdad, es un incansable recolector de hechos,  un inquisidor cuidadoso y un estudioso permanente de la realidad para conseguir la noticia y contextualizarla.

En ese sentido, comprendemos tanto la labor del periodista en lo individual, como la función social del periodismo. Sabemos de las dificultades que debe superar el periodista de nuestros días en su carrera para lograr la nota en la inmediatez pero también en el rigor y que la noticia no sólo sea importante sino interesante. Y valoramos la necesidad de contar con un periodismo profesional y honesto que sea salvaguarda de nuestra democracia.

La experiencia en ambos mundos nos faculta para entender como nadie el lazo que debe unir a las empresas, las organizaciones o las personas que tienen un mensaje importante qué comunicar y a los medios que constantemente se enfrentan con un océano de información en el cual es difícil a veces priorizar lo noticioso.

Como profesionales del periodismo, los miembros de Contacto en Medios aprendimos a buscar la noticia, a contextualizarla y a conocer a fondo los sectores productivos más importantes del país.

Por eso Contacto en Medios es mucho más que una agencia de RP. En realidad, somos un socio estratégico de nuestros clientes, un aliado en cuanto a sus objetivos de negocio y un acompañante en su acercamiento con los medios de comunicación. Somos un socio estratégico porque conocemos sus necesidades y el terreno propicio para difundir los mensajes que los posicionarán como un importante jugador en el contexto nacional.

Un aliado porque hacemos de su causa nuestra causa, apoyándole en la generación de contenidos eficaces y oportunos y en el acopio de información inteligente que le permita a nuestros clientes saber cómo se está comportando su mercado

Y un acompañante porque conocemos el medio donde nuestros clientes desean actuar.

Comunicación Integral

0 Comments
Datos

Guillermo Ballenato en su libro “Comunicación eficaz” plantea que si una comunicación falla y un mensaje no es interpretado adecuadamente ¿se podría afirmar que es responsabilidad del emisor? y también se pregunta ¿le corresponde al emisor la función de controlar las variables precisas para que el mensaje llegue de modo adecuado?

La respuesta que brinda es sencilla, la mayor parte de la comunicación recae sobre quien emite un mensaje y subraya que quien lo realiza debe esforzarse por conocer a su interlocutor, captar su atención, saber adaptar sus mensajes, buscar el momento adecuado, asegurarse y garantizar que su mensaje ha sido interpretado correctamente.

Ante dichas circunstancias, en la actualidad una empresa, organización o persona, debe analizar cuáles son los canales correctos para dirigir su comunicación hacia sus principales audiencias y debe analizar cuál es el mejor costo-beneficio para magnificar dicha comunicación, pero con su debido enfoque.

Los mensajes empresariales ya no sólo son leídos en pautas publicitarias, también se tiene que pensar que existe un público diferente, que procura informarse y que no sólo recibe datos desde una perspectiva, sino que busca las opiniones de otros consumidores para llegar a generar un criterio. La lealtad se basa en la calidad del producto, pero también en la atención que brinda quien lo produce.

Joaquín Sánchez coautor del libro “Nuevas tendencias en Comunicación” advierte que la eficacia de la comunicación radica en localizar a un público que mira al mismo tiempo diversos medios, pues el reto de las empresas, advierte, es mantener una conversación constante para resultar atractivas con cada contacto con las audiencias.

La comunicación de 360º

Si bien la Comunicación de 360º es una técnica, sus herramientas son totalmente diferentes una de otra, pues ésta abarca desde la difusión tradicional hasta el uso de nuevas tecnologías que incluyen ya a las redes sociales y su modo de interacción con los consumidores.

La comunicación en 360º es una estrategia basada en el constante diálogo de las organizaciones, las cuales asumen un rol comunicador para generar conversaciones al movilizar información con los públicos con los que se relaciona la empresa: empleados, clientes, proveedores, accionistas, medios de comunicación, sindicatos.

Sin embargo, se debe definir de manera estratégica qué se dirá y cómo se dirán los mensajes que se desarrollarán en un sistema de 360º, pues no todos los consumidores son iguales y mucho menos la forma que ahora ellos deciden recibir los mensajes.

Los principales criterios que pueden administrarse en una comunicación 360º son:

Informar: Dar a conocer, socializar, entregar información, difundir un discurso, crear conciencia, generar redes de información, etc.

Posicionar: Instalar, diferenciar, proyectar una imagen corporativa, destacar, sumar valor a una imagen, etc.

Persuadir: Generar una acción, vender, educar, lograr el aprendizaje de una conducta, innovación y hábito, obtener votos, lograr un cambio.

Compartir: Sentimientos y sensibilidades, estados de ánimo, lazos afectivos, unir a través de las emociones, mantener afectos.

Construir comunidad: Crear puentes, establecer relaciones de convivencia, resolver conflictos, generar lazos, negociación y búsqueda de acuerdos con base en intereses comunes.

Fuente: Endomarketing y construcción de diálogo

4 Tips infalibles ante la crisis mediática

0 Comments
Crisis Mediática

Prepárese, cuente hasta 10 y siga estos 4 esenciales tips ante la crisis.

1. Investiga, investiga, investiga… antes de tomar cualquier acción considere: ¿Lo que se dice de usted o de su empresa es 100 por ciento verdadero? ¿Lo ha confirmado con todas las fuentes posibles?, ¿no ha quedado ni un solo cabo suelto?

No tiene idea de cuántas de las crisis informativas que les ocurren a las compañías son producto de rumores, falsas alarmas, o simplemente acusaciones sin fundamento de actores que buscan algún beneficio.

2. Transparencia, base de la credibilidad, de la legitimación y reputación. Mostrar la disposición de informar, de abrir las puertas es la mejor actitud. Aunque el mensaje sea mantenernos ecuánimes, con el sólo hecho de tomar la llamada, o de mostrar apertura empezaremos a retomar las riendas del barco.

3. Construye con la mente antes y luego con el corazón. Mensajes más racionales ante problemáticas serias (cifras, datos duros, antecedentes sustentados bajo términos imparciales) y después, los mensajes con una connotación positiva, no de ataque o temor.

4. Que todos apoyen. Hacer partícipes a los colaboradores de la empresa en la resolución del conflicto es un buen consejo que utilizan muchas de las firmas más innovadoras en la actualidad. Vivimos en un mundo cada vez más horizontal donde las jerarquías no significan poder, y en donde los individuos buscan expresar sus ideas bajo iguales.

 

3 datos sobre la influencia actual de los medios tradicionales

0 Comments
Comunicación Integral

En medio de la discusión de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y la publicación de las leyes secundarias, cabe preguntarse hacia dónde van los medios y cómo se ha modificado su influencia y credibilidad.

Más allá de la competencia que generará la nueva legislación, los números reflejan que la influencia de los medios tradicionales va en picada, mientras que la penetración del internet y las redes sociales ha crecido.

1. Menos TV

De acuerdo con Nielsen Ibope, el porcentaje de mexicanos que ven televisión abierta cayó de 84% a 72% entre 2008 y 2013.

En el mismo sentido, las amas de casa de entre 25 y 45 años con mayor poder adquisitivo ocupan 68% de su tiempo en consumir TV abierta, casi 10 puntos porcentuales menos que hace 5 años, cuando le dedicaban un 77%.

El cambio en los hábitos de estos potenciales consumidores de las marcas que se anuncian en televisión abierta se debe a que actualmente hay mayores opciones de información y entretenimiento al alcance de un click.

2. Mexicanos con internet

Las personas en México tienen cada vez mayor acceso a internet. Al cierre del 2013, la penetración de internet alcanzó 59.2 millones de personas, es decir, casi la mitad de la población del país, según datos de Millward Brown.

El crecimiento es exponencial, en comparación con 2006, cuando la cifra rondaba los 20 millones de usuarios de acuerdo con la Cofetel, lo cual ha abierto nuevos foros de visibilidad para las empresas en medios digitales o comunidades online.

3. Adictos a las redes

El fenómeno de las redes sociales ha revolucionado la dinámica entre las personas. Las redes sociales como Facebook y Twitter se han convertido en una herramienta tan esencial como en su momento lo hizo el teléfono celular.

Un estudio realizado por la empresa de investigación de mercados Comscore reveló que las personas dedican alrededor de 6.7 billones de horas al mes en las redes sociales a nivel mundial. El dato es abrumador.

En México no nos quedamos atrás. La Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) estima que los mexicanos utilizan internet durante más de 5 horas al día y el 82% de este tiempo lo dedican a las redes sociales.


Este universo resulta muy atractivo para las empresas interesadas en posicionar sus marcas en la mente de los consumidores, pues 9 de cada 10 internautas acceden a una o más redes sociales.

El escenario implica un cambio en la manera en que los anunciantes ven a los medios. En los próximos 5 años veremos cómo se distribuirán las inversiones en publicidad y mercadotecnia, dando un mayor peso a los medios digitales y las redes sociales.

Sin embargo, el manejo del contenido que se publica en internet es delicado y debe haber una estrategia adecuada que respalde la imagen de la marca y cómo interactuar con los usuarios.

Quienes se enfrentan a la ventana digital no tienen control de la información que se comparte, pero tienen una oportunidad de oro para capitalizar estos espacios y fortalecer la credibilidad de sus marcas.

RP Digital, construcción de la información

0 Comments
Relaciones Públicas 2.0

La comunicación estratégica se ha convertido en la herramienta principal de las grandes marcas para lograr posicionamiento de información en Internet, además de consolidar su imagen como influenciadores de temas importantes entre los usuarios.

Las grandes campañas de mercadotecnia que saturaban los espacios en la red, se han ido convirtiendo en temáticas de profundidad e interés para usuarios específicos, donde el poder del posicionamiento del mensaje recae en los periodistas y columnistas digitales, los cuales requieren de contenido listo para publicar.

También se ha tomado en cuenta que si la información no responde a una pregunta del periodista ésta no tiene cabida en el medio y por tanto no se justifica su publicación, por ello, los contenidos elaborados para su posicionamiento en Relaciones Públicas  deben tener una estructura que respondan las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la novedad?

Mencionarlo en el titular

  • ¿Cuándo se produce?

Fecha de la realización y fecha oficial de lanzamiento

  • ¿De quién es?

Nombre de la empresa

  • ¿Qué es lo esencial de la historia?

Párrafo de apertura

  • ¿Cuáles son los detalles?

Párrafos de detalle

  • ¿Ha conseguido alguna declaración?

Citas textuales

  • ¿Qué antecedentes tiene la empresa?

Acerca de…

  • ¿Cómo puedo contactarle?

Información de contacto
Si bien es importante el poder contestar la mayoría de las preguntas expuestas, es mucho más importante el despertar el interés del periodista y evitar que la información proporcionada se elimine de su “bandeja de entrada”.

Como lo menciona Jonathan Price en su libro “Texto Vivo: Escribir para la Web” es importante recordar que “…la mayoría de los periodistas obtienen el 80% de sus ideas a partir de quien les proporciona la información (o a través de charlas con partícipes de la empresa, editores, otros escritores). Incluso una vez que tienen una idea del relato, los periodistas dependen de que se les distribuya la información más actual…”

Es fundamental señalar que, antes de determinar las salidas digitales que el contenido debe tener (Redes Sociales, sindicaciones de información –distribución de contenido con derecho de propiedad-, portales Web), se debe definir el valor agregado que la información aportará a los usuarios en los medios donde se planea difundir, para despertar el interés de periodista y poder, de manera natural, posicionar el mensaje que la empresa desea hacer llegar.