Flat Design

Flat Design

0 Comments
Identidad Gráfica

El Flat design, o diseño plano, es una tendencia que se ha expandido a pasos agigantados dentro del mundo del diseño gráfico y particularmente en el diseño web, se caracteriza principalmente por su simplicidad y funcionalidad, además de ofrecer un aspecto limpio, estético y agradable.

Se basa en el uso de un número reducido de elementos decorativos, además de utilizar colores sólidos o planos de alto contraste (flat color), evitando los degradados, sombreados u otro tipo de efectos, quizá esto como respuesta a la popularidad de Photoshop y otros programas de diseño, que hizo que hoy se asocie el excesivo uso de filtros y efectos con un diseño aficionado y poco profesional.

La simplicidad que caracteriza al Flat Design tiene sus cimientos en el diseño minimalista, popularizado en los años sesenta y retomado con mayor fuerza en la última década, así como en los principios de la Bauhaus: “Menos es más”.

 

Otra de las principales características de esta tendencia es su funcionalidad, el Flat Design en el diseño web colabora en la creación de sitios fácilmente navegables y depurados, jerarquizando el contenido de mejor manera y haciéndolo más “responsivo”, es decir, más amigable y más fácil de visualizar en distintos dispositivos pero sin dejar de lado el aspecto visual (Look & Feel)

 

 

Una de las ventajas de la tendencia flat es su sencillez en la ejecución, aunque esa sencillez no siempre se traduce en facilidad o rapidez, muchas veces resulta más complejo conceptualizar un diseño simple que uno ostentoso, requiere un grado más alto de creatividad quitar elementos que agregar nuevos.

En cualquier caso, todas las tendencias o estilos están sujetos a continua revisión y cambio por lo que posiblemente a la postre el Flat Design derivará en algo nuevo.

Fuentes:

<a href=”http://www.nubelo.com/”>www.nubelo.com</a>

<a href=”http://www.intacto.com/”>www.intacto.com </a>

¿Es importante la imagen pública?

0 Comments
Imagen Pública

Todas aquellas percepciones y juicios de valor, buenos o malos, que se generan alrededor de una persona u organización, forman parte de su imagen.

En este orden, podemos definir a la imagen pública como aquella que se forma por la “percepción individual compartida” en cierto grupo o sector.

Pero se ha preguntado: ¿Qué quiere que se perciba de usted? ¿Cómo pretende que lo vean? ¿Proyecta lo que realmente busca que miren?

Por naturaleza humana, al captar la imagen de alguien o algo, lo primero que registramos es la apariencia externa. Inmediatamente nuestro cerebro capta las expresiones verbales y no verbales que traerán consigo aceptación o rechazo de nuestro público objetivo.

A través del comportamiento, es decir, todas y cada una de las acciones de la persona u organización, se genera la reputación. Así, todos los días construimos o modificamos nuestra imagen, y cada acción que realicemos influirá negativa o positivamente en nuestra audiencia, clientes o personas.

Si bien una reputación favorable nos evitará dolores de cabeza, tener una imagen pública positiva dará un valor agregado a la persona o institución a la que se dirija y esto, a su vez, coadyuvará a posicionarse ante otras personas o empresas.

 

Coherencia

Construir una imagen favorable no es sencillo, es una tarea que lleva tiempo y requiere de coherencia.

Debemos estar conscientes que no sólo comunicamos con palabras, así que nuestras acciones deben ir de la mano con lo que decimos para mantener nuestra credibilidad. Una pequeña acción o declaración, por insignificante que parezca, puede comprometernos.

La vida acelerada que tenemos nos obliga a mantenernos al minuto de lo que sucede en nuestro entorno. El consumo de contenidos informativos está evolucionando, e Internet ha cobrado una importante relevancia en la vida de las personas, convirtiéndose en una herramienta que permite la inmediatez de las noticias.

Actualmente, con los canales digitales (Facebook y Twitter como ejemplo) es muy fácil que se conozca “lo que se dice” sobre algún personaje o institución de forma instantánea, por lo tanto, una reputación que tomó años construir, con una errónea declaración o un mensaje mal escrito, ésta puede desplomarse en segundos.

Una imagen negativa se puede cambiar, pero requiere de mayor tiempo, dinero y esfuerzo. Construir una percepción positiva ante nuestros públicos objetivo, requiere de muchos elementos que, perfectamente coordinados, pueden apoyar a la estrategia financiera de las empresas o personas, sin dejar a un lado las estrategias que nos ayudarán a prevenir una crisis o en su caso saber cómo afrontar un evento adverso.

 

Identidad Gráfica

0 Comments
Identidad Gráfica

Construir y manejar una marca puede ser un proceso largo y complicado, especialmente si se busca fortalecer la percepción e imagen de la empresa; Un buen uso de la identidad gráfica eleva a una empresa y crea una diferenciación sobre sus competidores, dando argumentos a los posibles clientes para distinguir y elegir con mayor facilidad entre una y otra opción, en pocas palabras, mientras mejor sea la percepción de los prospectos sobre un empresa, mejores serán las ganancias de ésta.

Construcción de logotipo e imagen:

Una buena identidad gráfica surge a partir de un logotipo, el cual coadyuva a que una empresa sea identificada y reconocida con mayor facilidad, siendo éste el “rostro” o la cara que dará la empresa ante su público. La construcción adecuada de un logotipo conlleva a un desarrollo de imagen más amplio y mejor logrado por parte de la empresa.

Identidad Gráfica

Contacto en Medios

El diseño correcto de un logotipo debe considerar 3 aspectos visuales clave en su desarrollo:

1. Elemento Iconográfico:

Hacer uso de una imagen limpia y sencilla que refleje los valores y beneficios de la empresa crea un puente de conexión hacia sus posibles clientes, desencadenando procesos mentales en estos, un logo que no conecta con la mente del cliente es un logo fallido, la simplicidad suele ser la clave, cuanto más sencilla sea la imagen mejor conectará con su público, esto claro sin dejar de lado la creatividad y originalidad, siempre tomando en cuenta que dicha imagen debe ser única y que se diferencie fácilmente de su competencia.

2. Color

Las personas por lo general tienden a tener cierto tipo de respuestas emocionales a determinados colores y tonalidades, para una empresa, los colores deben reflejar sus valores e ideología, de lo contrario se estarían mandando mensajes mixtos, por ejemplo el color rojo asociado comúnmente con la pasión, la energía y la sensación de alerta, sería difícil implementarlo exitosamente a la identidad gráfica de un spa que lo que busca es reflejar las sensaciones de serenidad y relajación.

Los estilos de letra que conforman una identidad gráfica comunican en gran medida la personalidad y el carácter de la empresa, algunos tipos de letra son más amigables, otros son más elegantes y otros más modernos o casuales, por lo que para la selección tipográfica se debe tener muy claro que es lo que se busca proyectar y en que tono y manera se pretende hacerlo, es recomendable utilizar tipografías simples y poco recargadas.

Identidad gráfica y sus usos

Además del logotipo, se debe tomar en cuenta la implementación de la imagen de la empresa en distintos materiales de apoyo y elementos de soporte, tales como: papelería, publicidad, productos y medios electrónicos.

La identidad debe ser aplicada consistentemente en todos sus medios y/o salidas, por ejemplo, el color y la posición de un elemento en una página debe permanecer igual que en una presentación, el uso de tipografías de apoyo – o secundarias – debe ser usado de manera uniforme, conservando el estilo y la unidad.

Identidad Gráfica

Contacto en Medios

Para los clientes, la calidad en la que se presenta la identidad gráfica de una empresa es reflejo de la calidad de sus productos o servicios, el aspecto visual es usualmente lo primero que ven los clientes y sirve para forjar un juicio rápido sobre la empresa.

El logotipo debe de ser reproducido en cada elemento que esté al alcance de los clientes y posibles clientes.

En conclusión, mientras más fuerte y clara sea la construcción de imagen en una empresa mayor posicionamiento tendrá esta, más fácil será poder acercarse al público que se pretende y reflejar su historia, trayectoria y el camino que se busca seguir a futuro.

 Ligas de interés:
11 pasos para el logo perfecto
Identidad Gráfica CIN
Identidad Gráfica NML

Fuentes:
Smashingbuzz
American Marketing Association
Behance