Los Premios Oscar… en los tiempos de las redes sociales

De sobra conocemos la importancia que este premio anual, concedido por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de los EEUU, tiene para la industria del cine internacional. Sin embargo, el pasado domingo 2 de marzo el evento adquirió una dimensión diferente. Se logró, a través del uso de las redes sociales y de potenciar la “segunda pantalla”, transitar de una ceremonia “tradicional” a un evento digital, interactivo y social.

0 Comments
Academy Awards

Si bien la aparición de las redes sociales en los premios de la Academia inició en el 2011, en esta ocasión la apuesta por incorporarlas fue notablemente mayor, y por primera vez se transmitió también vía streaming, con el fin de captar más rating, aunque aún hubo algunas restricciones.

La respuesta fue positiva, tan sólo hay que ver las cifras en las redes sociales: en Twitter se postearon alrededor de 15 millones de mensajes durante la transmisión, mientras que en Facebook 11 millones de personas realizaron 25 millones de interacciones sobre el evento.

Reflexionemos lo siguiente. Hace algunos ayeres nadie se hubiera podido imaginar que la conductora de una gala de este nivel apareciera en el escenario con su teléfono celular.

Claro, en este momento ¿quién podría verlo extraño? Si cada vez son más los que sufren de “nomofobia”, esa ansiedad o miedo irracional al no traer el celular.

Lo que la presentadora Ellen DeGeneres logró fue muy significativo. Independientemente de la estrategia para promocionar la marca del celular, a través del smartphone estaba tuiteando en vivo, posteando fotos en directo, y explotando el término de moda: el “selfie”.

¿Qué logró? Una ávida interacción de la audiencia, que se colapsara Twitter por unos momentos, y se rompiera el récord de la imagen más compartida en esa red.

Hasta ese día, la foto de Barack Obama abrazando a su esposa cuando asumió su segundo mandato como presidente de Estados Unidos era la imagen más compartida, con casi 800 mil retuits.

El buen uso de las redes sociales permite hasta lo imaginable. Sin un peso invertido, sin mayor esfuerzo de DeGeneres más que el invitar a un puñado de afamados actores a tomarse con ella una “selfie”, la foto dio, y sigue dando, la vuelta al mundo.

La presentadora escribió en Twitter “Si el brazo de Bradley fuera más largo. La mejor foto #oscars”. Y así fue, una imagen que no fue tomada por un fotógrafo profesional, ni por un periodista gráfico, ni con la mejor resolución, ya ha sido compartida alrededor de 3 millones de veces.

 

 

Twitter Academy Awards

La segunda pantalla llegó para quedarse

La manera en la que se veía este tipo de shows televisivos está cambiando con el uso de la “second screen”. Ésta es la acción de una persona que, mientras ve la televisión, pone su atención de manera simultánea en otros dispositivos electrónicos, como el smartphone, computadora o Tablet, e inicia una interacción con lo que observa.

Durante la entrega de la estatuilla para reconocer a lo mejor del cine, ¿cuántos no hicieron eso? ¿Cuántos no se remitieron al timeline del Twitter de la presentadora para saber si de verdad estaba compartiendo las fotos que tomaba en el escenario? Fueron miles los que miraban el programa y comentaban, retuiteaban o daban “like” al respecto.

Eso, es la segunda pantalla. Y está encaminada a lograr que la relación entre espectador y la televisión sea más interactiva, hiperconectada y social.

A últimas fechas se ha reconocido más claramente el potencial que tiene para incrementar el “engagement” del consumidor con la experiencia de ver televisión.

De acuerdo con el estudio “TV of the future” realizado por GfK, 56 por ciento de los mexicanos considera que comentar vía online programas, durante su transmisión, enriquece su experiencia.

El mismo estudio señala que un 24 por ciento de los televidentes mexicanos tuitea sobre programas y/o películas de TV, 36 por ciento busca hashtags relacionados con lo que observando como televidente, y un 29 por ciento da seguimiento a las conversaciones que tienen otras personas en Twitter sobre el tema.

De este modo a la 86ª entrega del Oscar “le funcionó” buscar recursos para penetrar en las redes sociales.

Las cifras preliminares de Nielsen, indican que se rompió récord en cuestión de rating, reportando el mejor en la última década, al tener un promedio de 12.9 puntos, en adultos de 18 a 49 años, y alcanzando una audiencia de 43 millones de televidentes.

Así los números, así los Premios Oscar en la era de las redes sociales.