3 datos sobre la influencia actual de los medios tradicionales

El consumo de TV abierta se desplomó 12 puntos porcentuales en los últimos 5 años, al tiempo que las inversiones publicitarias voltean a ver a los espacios digitales para posicionar sus marcas.

0 Comments
Comunicación Integral

En medio de la discusión de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y la publicación de las leyes secundarias, cabe preguntarse hacia dónde van los medios y cómo se ha modificado su influencia y credibilidad.

Más allá de la competencia que generará la nueva legislación, los números reflejan que la influencia de los medios tradicionales va en picada, mientras que la penetración del internet y las redes sociales ha crecido.

1. Menos TV

De acuerdo con Nielsen Ibope, el porcentaje de mexicanos que ven televisión abierta cayó de 84% a 72% entre 2008 y 2013.

En el mismo sentido, las amas de casa de entre 25 y 45 años con mayor poder adquisitivo ocupan 68% de su tiempo en consumir TV abierta, casi 10 puntos porcentuales menos que hace 5 años, cuando le dedicaban un 77%.

El cambio en los hábitos de estos potenciales consumidores de las marcas que se anuncian en televisión abierta se debe a que actualmente hay mayores opciones de información y entretenimiento al alcance de un click.

2. Mexicanos con internet

Las personas en México tienen cada vez mayor acceso a internet. Al cierre del 2013, la penetración de internet alcanzó 59.2 millones de personas, es decir, casi la mitad de la población del país, según datos de Millward Brown.

El crecimiento es exponencial, en comparación con 2006, cuando la cifra rondaba los 20 millones de usuarios de acuerdo con la Cofetel, lo cual ha abierto nuevos foros de visibilidad para las empresas en medios digitales o comunidades online.

3. Adictos a las redes

El fenómeno de las redes sociales ha revolucionado la dinámica entre las personas. Las redes sociales como Facebook y Twitter se han convertido en una herramienta tan esencial como en su momento lo hizo el teléfono celular.

Un estudio realizado por la empresa de investigación de mercados Comscore reveló que las personas dedican alrededor de 6.7 billones de horas al mes en las redes sociales a nivel mundial. El dato es abrumador.

En México no nos quedamos atrás. La Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) estima que los mexicanos utilizan internet durante más de 5 horas al día y el 82% de este tiempo lo dedican a las redes sociales.


Este universo resulta muy atractivo para las empresas interesadas en posicionar sus marcas en la mente de los consumidores, pues 9 de cada 10 internautas acceden a una o más redes sociales.

El escenario implica un cambio en la manera en que los anunciantes ven a los medios. En los próximos 5 años veremos cómo se distribuirán las inversiones en publicidad y mercadotecnia, dando un mayor peso a los medios digitales y las redes sociales.

Sin embargo, el manejo del contenido que se publica en internet es delicado y debe haber una estrategia adecuada que respalde la imagen de la marca y cómo interactuar con los usuarios.

Quienes se enfrentan a la ventana digital no tienen control de la información que se comparte, pero tienen una oportunidad de oro para capitalizar estos espacios y fortalecer la credibilidad de sus marcas.